Continuam

Código Deontológico

Código deontológico

INSTITUTO DE CONTINUIDAD DE NEGOCIO

Código Deontológico del Profesional de la Continuidad de Negocio

Sección I

Introducción

Se entiende por Código Deontológico el conjunto de preceptos que establecen los deberes de los profesionales y colaboradores que ejercitan determinada actividad. Tiene como finalidad teleológica -“Teleología” – (Doctrina de Causas Finales según la RAE) la de incidir en sus comportamientos, actitudes y aptitudes profesionales estimulando que éstos, se ajusten a determinados Principios Morales, Éticos y Legales que deben serviles de guía en el desempeño de su actividad profesional.

Somos conscientes, dada nuestra alta especialización en un campo habitualmente desconocido por amplios sectores sociales, como es el de la “Continuidad de Negocio”, de la obligación que moralmente debemos asumir respecto a advertir al conjunto de la Sociedad sobre los riesgos y dependencias que las Infraestructuras Tecnológicas y Físicas, tienen entre sí para el correcto funcionamiento de los Servicios y Procesos de Negocio, así como de las medidas que deben adoptarse para lograr la Continuidad Sostenible de todos ellos, tanto en situación de normal actividad como en escenarios de crisis y/o catástrofe, que impidan o limiten la ejecución de dichos Servicios y Procesos de Negocio o la operación de sus Infraestructuras Críticas.

Debemos ser honestos, leales y diligentes en el desempeño de nuestro trabajo y ajustarnos a las normas legales y de justicia, empleando la máxima diligencia, dedicación y precisión, utilizando para ello, todo nuestro saber y entender. Especialmente debemos destacar la necesidad de guardar Secreto y Confidencialidad sobre todo tipo de información a lo largo del desempeño de nuestra actividad y aún después de haber finalizado el desempeño de la misma, dado el nivel de relevancia de la información manejada, inherente al tipo de actividad.

Sección II

Normas Generales

Artículo 1. El Profesional de Continuidad de Negocio debe actuar de acuerdo con este código deontológico en el cumplimiento de su trabajo, no pudiendo ignorarlo en ningún momento y por ningún concepto.

Artículo 2.

1. El Código Deontológico tendrá aplicación dentro de los siguientes ámbitos:

a) Ámbito personal: obliga a todos los profesionales adscritos al Instituto de Continuidad de Negocio.

b) Ámbito material: abarca todas las actividades profesionales que aquellos realicen, como Profesional de Continuidad de Negocio, y las que afecten de forma directa al Instituto de Continuidad de Negocio.

c) Ámbito territorial: las normas del presente Código Deontológico deberán observarse en cualquier lugar donde el Profesional de Continuidad de Negocio ejerza su profesión o condición de asociado al ICON.

2. El incumplimiento de alguna de las normas de este Código constituye una de las faltas disciplinarias a evaluar y sancionar, si procede por la Junta de Gobierno conforme a los Estatutos Generales de la Asociación, cuya corrección se hará a través del procedimiento establecido en los citados estatutos o, en su defecto, conforme acuerde dicha Junta o el Comité por ella designado a tales efectos.

Artículo 3.- El Instituto de Continuidad de Negocio (ICON) asume como uno de sus objetivos primordiales la promoción y desarrollo de la Deontología profesional, dedicando su atención preferente a difundir el conocimiento de los preceptos de este Código y obligándose a velar por su cumplimiento.

Sección III

Principios Generales

Artículo 4. Todo Profesional de Continuidad de Negocio debe, en el desarrollo de su actividad profesional, mantener una total independencia e imparcialidad en sus estudios, análisis, juicios y decisiones, evitando con ello prejuicios que mermen su objetividad, así como discriminaciones respecto a concretos servicios y/o personas.

Dentro del desarrollo de su actividad profesional, se consideran incluidas todas las actividades que realice como profesional de Continuidad de Negocio fuera de la asociación, así como cualquier actividad dentro de la Asociación (Instituto de Continuidad de Negocio).

Como consecuencia de ello, ante cualquier conflicto de intereses que pudiera producirse, ya sea real o aparente, deberá ponerlo en conocimiento de los afectados con prontitud, tomando las medidas pertinentes al caso.

Artículo 5. El Profesional de Continuidad de Negocio, como profesional, debe observar en todo momento honestidad y rectitud, conservando un espíritu de justicia y fidelidad con todas aquellas personas con las que, por motivo de su trabajo, en un momento u otro, entable relación.

Estos profesionales deben regirse por un comportamiento ético en todas y cada una de sus actuaciones, y no ser parte de ninguna actividad deshonrosa para la profesión.

Artículo 6. Debe respetar, en el desarrollo de su profesión, los derechos humanos, culturas y tradiciones, lenguas e instituciones, conduciéndose de acuerdo al ordenamiento jurídico.

Artículo 7. La confianza entre el Profesional de Continuidad de Negocio y sus clientes y colaboradores es la base para su correcta actividad profesional. Sin garantía de confidencialidad no puede existir ningún tipo de confianza. Por todo ello, a menos que la autoridad legal requiera su divulgación, el secreto profesional, fuera de cualquier limitación temporal, debe ser reconocido y respetado.

Debe entenderse por secreto profesional el sigilo o reserva de lo que se conoce por razón del ejercicio de la profesión, y cuya publicación podría ocasionar perjuicios a los bienes o intereses ajenos.

Este secreto abarca tanto a las informaciones, métodos y procesos, como su debida protección, lo que conlleva a la prohibición de revelar dichas informaciones, métodos y procesos salvo autorización expresa; todo ello tanto dentro del ejercicio libre de la profesión como en el que se realice en el seno de las empresas.

En el caso de que una tarea encomendada pueda suponer la revelación y consiguiente violación de este secreto, el Profesional de Continuidad de Negocio no podrá aceptar este encargo profesional sin la autorización expresa del posible perjudicado.

Artículo 8. Habida cuenta de que toda actividad profesional, en vistas a la captación de clientes potenciales, precisa de la correspondiente publicidad, ésta se materializa como una necesidad, que no por ser elemental queda al margen de cualquier orden y control quedando sujeta a las normas del Instituto y a las leyes que sobre la materia se promulguen.

Esta publicidad personal y especialmente la realizada a través de los medios de comunicación, ha de llevarse a cabo evitando cualquier tipo de exageración y falsificación, así como el aprovechamiento injusto y las informaciones despreciativas.

Sección IV

Relaciones con los clientes

Artículo 9. El Profesional de Continuidad de Negocio debe aceptar sólo las tareas para las que esté cualificado y que de un modo razonable, pueda esperar cumplir con competencia profesional.

Debe asesorar al cliente con la debida diligencia sobre la tarea que éste le desea encomendar, manteniéndole informado sobre la marcha de la misma una vez contratada.

Artículo 10. El Profesional de Continuidad de Negocio tiene derecho a obtener una remuneración según los servicios prestados y la responsabilidad asumida. Estos honorarios deberán ser dignos; pero no abusivos. Nunca podrán ser percibidos por actos no realizados.

Artículo 11.- 1. Los terceros a los que el profesional de la continuidad preste sus servicios tienen derecho a recibir información sobre el diagnóstico, pronóstico y medidas correctoras o paliativas de su situación, y el profesional debe esforzarse en facilitársela con las palabras más adecuadas, llanas y sin tecnicismos, de forma que sean comprensibles por el tercero.

Sección V

Relaciones entre Profesionales

Artículo 12. El Profesional de Continuidad de Negocio debe cuidar sus relaciones con los demás miembros del ICON.

Este aspecto exige la existencia de relaciones de confraternidad y lealtad entre ellos, derivándose de ello la prohibición de utilizar métodos que causen perjuicios de cualquier tipo a un compañero.

La cooperación y respeto profesional deben darse tanto dentro del marco del ejercicio libre de la profesión como en el desarrollado en el seno de iguales o distintas empresas.

Artículo 13. 1.- Las relaciones entre Profesionales de Continuidad de Negocio, deben estar presididas por un principio de colaboración.

Los profesionales deben mantener buenas relaciones con otros profesionales al servicio de la Seguridad y Emergencias, y , en general, de la sociedad. Serán respetuosos con todo tipo de personal de otras Asociaciones, Instituciones y empresas y atenderán sus opiniones acerca de la buena praxis sobre las Actividades de la Continuidad de Negocio, aun siendo diferentes de las propias.

2.- . El profesional respetará el ámbito de las peculiares competencias del personal que colabora con él, pero no permitirá que éste invada el área de su responsabilidad, cuando pudiera perjudicar al ámbito de su actuación.

Artículo 14. La importante cooperación profesional e intercambio de información general y experiencia, debe existir no sólo entre profesionales expertos, sino también y especialmente ayudando a los menos expertos y, en particular, a los futuros profesionales, a los que auxiliarán y aconsejarán en todo aquello que precisen para su adecuada formación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.Si continúas navegando sin cambiar tu configuración de cookies o si pulsas "Acepto" abajo consideramos que aceptas su uso.

Cerrar